Posteado por:
Trueno
Administrador



Llantén: Ventajas, Propiedades curativas...




El llantén es una planta de grandes hojas verdes que, junto con las semillas, se utilizan para hacer remedios medicinales naturales. Entre las propiedades curativas del llantén encontramos su capacidad para tratar infecciones urinarias, bronquitis, resfriados, hemorroides y además actúa como un antiinflamatorio y para curar irritaciones de la piel y los ojos.

Beneficios del llantén

Las propiedades curativas del llantén son muchas, la más habitual es la de curar resfriados y gripes, aliviando sus síntomas rápidamente. También es útil para sanar la bronquitis crónica, actúa sobre la tos, la sinusitis y el asma, obteniendo beneficios para la salud. Esto se debe a que el llantén contiene potentes antioxidantes, que previenen al cuerpo del daño de los radicales libres.

Las hojas y las semillas del llantén se utilizan como antibacteriano, astringente, antiséptico, antiinflamatorio, antitusivo, emoliente, diurético, expectorante, laxante y refrigerante. Puede utilizarse en forma de té o cataplasma.




Se utiliza a menudo para combatir las infecciones urinarias y otros problemas en la vejiga; también ayuda a tratar problemas comunes como la hipertensión, los niveles elevados de azúcar en sangre o el reumatismo. Además ayuda a bajar la fiebre, y actúa en el sistema digestivo aliviando el dolor de las hemorroides, frenando la diarrea, la gastritis, las úlceras pépticas y el síndrome de intestino irritable.

En algunos países se incluye dentro de los preparados naturales para dejar de fumar, ya que crea una aversión al tabaco. Y además, por su capacidad para detener las hemorragias y su poder antibacteriano, es muy utilizada para curar heridas. El llantén ayuda a regenerar los tejidos, por eso su hoja calentada se utiliza como un apósito húmedo para heridas, inflamaciones, úlceras, cortes y picaduras. Y la raíz es utilizada para quitar el veneno de la serpiente de cascabel, las semillas como antiparasitario y el agua destilada de la planta como loción ocular.

Efectos secundarios e interacciones del llantén

En general, el llantén no tiene efectos secundarios si es consumido por vía oral, y puede generar reacciones alérgicas si lo utilizamos directamente sobre la piel. Debemos tener especial cuidado si somos alérgicos al melón, ya que esto significa que lo seremos al llantén.

Tampoco es recomendable que se utilice si estamos embarazadas, ya que puede producir un aborto involuntario al producir cambios en el útero.





También es importante saber que el llantén interactúa con la warfarina, ya que tiene grandes cantidades de vitamina K, la encargada de formar coágulos sanguíneos. Por su parte, la warfarina se utiliza justamente para reducir este problema, por lo que el llantén podría reducir su eficacia.

Cómo preparar el llantén

Para preparar un té de llantén necesitarás una cucharada de hojas frescas o secas en una taza de agua hirviendo, dejar reposar diez minutos, colar y beber. Si queremos hacer un bálsamo curativo debemos poner 100 gramos de la planta picada y una taza de manteca de cerdo y cocinar a fuego lento hasta que quede blando y de color verde.

Las propiedades medicinales del llantén




La planta del llantén puede llegar a medir hasta 40 cm de altura, teniendo también como característica principal el hecho de que sus hojas se encuentran dentadas en su base, disponiendo además de flores que pueden llegar a medir 25 cm.

Las propiedades medicinales de llantén han sido reconocidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), mismas que han sido ampliamente estudiadas en el campo de la bioquímica así como de la farmacología.

De ahí, específicamente podríamos decir que las propiedades medicinales de llantén tratan las diferentes infecciones urinarias con excelentes resultados, siendo también eficientes para combatir los cólicos renales.

Podría decirse que los beneficios del llantén cubren gran parte de enfermedades consideradas comunes. Tal es el caso de la conjuntivitis, tuberculosis, úlceras gástricas, asma, hepatitis, hemorroides, abscesos y picaduras de insectos.

Claro que existen muchas más enfermedades que pueden tratarse con el llantén, esto debido a los diferentes principios activos de los que está compuesta la planta, pudiendo notarse en ella la presencia de hidratos de carbono, polisacaridos o azúcares reductores así como heterósidos.

Otra de las propiedades del llantén viene a estar en su acción expectorante así como astringente, estando además el antiséptico bucal, antirreumático, antidiarreico, anti palúdico y antitusígeno.

Estas propiedades medicinales de llantén pueden ser usadas tanto interna como externamente, sea que se preparen diferentes infusiones, jarabes con jugos, o sea que se llegue a usarlo en forma de carta plasmas, pomadas o diferentes baños respectivamente.

El llantén y sus usos caseros




El llantén es una planta que pertenece a la familia de las plantagináceas, la cual tiene como característica principal su tronco bien enterrado y del cual nacen sus grandes hojas color verde y que terminan en espigas de flores de color rubio.

Por lo general se las recolecta tanto en verano como en primavera, siendo de predilección para diferentes usos caseros tanto las hojas como sus raíces así como también las espigas, mismas que se dejan secar a la sombra y en un lugar ventilado.

De allí que el llantén y sus usos caseros están dedicados de forma muy especial a sus propiedades pectorales, astringentes y antinflamatorios, razón por la cual las personas que tienen este tipo de malestar suelen tomar la infusión que se obtiene de esta planta.

Las propiedades del llantén permiten combatir las enfermedades en las vías respiratorias, un mal que sufren muchas personas, incluyendo enfermedades como la bronquitis, tosferina, el catarro, el asma, laringitis y faringitis.

De igual manera, el llantén y sus usos caseros combaten fácilmente a aquellas inflamaciones o infecciones presentadas en la boca, así como también a la estomatitis, las anginas, úlceras, encías sangrantes y la rinitis, viéndose también una cicatrización rápida en aquellas heridas, úlceras o llagas que puede presentar una persona.

De allí que la infusión de llantén, viene a ser uno de los usos caseros más peculiares que se usan con esta planta, preparándose a razón de una cucharadita por tasa, la cual se debe de beber unas tres veces al día.

Para las encías sangrantes y otras afecciones similares, los usos caseros de llantén viene a estar en los enjuagues que se pueden realizar con ésta, preparación que se realiza con cuatro o cinco cucharaditas por cada litro de agua.

Ahora bien, en heridas o llagas externas los usos caseros de llantén pueden aplicarse con las hojas frescas y bien limpias de esta planta.


El llantén ha sido conocido a lo largo de la historia con varios nombres: como kemp, plátano de hoja ancha u oreja de cerdo. A su vez son muchas las propiedades del llantén, por eso es muy popular: desde dolores de cabeza, hasta problemas menstruales, de esta planta se puede utilizar la semilla, preparar un té y hasta consumir un jugo… ¿Quieres saber cómo?

Beneficios del llantén

El llantén se utiliza para los dolores intestinales y para cortar el flujo sanguíneo, no sólo de las heridas sino también en las menstruaciones muy abundantes. Si alguien tiene ictericia u otros problemas en el hígado y los riñones, también puede utilizar esta planta.

Se utiliza en inflamaciones varias: desde los ojos hasta las articulaciones; así como también en los dolores de cabeza producidos por la exposición al sol. Mata gusanos intestinales y cura úlceras en el estómago.





Herpes, llagas, caspa, tiña… si te sufres alguna de estas, no dudes en probar el llantén. En la antigua India también se utilizaba para neutralizar el veneno de serpiente, aunque en estos casos te recomiendo que pruebes otros métodos.

El llantén es un potente diurético y laxante, por lo que es especialmente útil si tenemos estreñimiento o hemorroides, o sufrimos por la retención de líquidos. También es bueno para el cuidado de la piel, eliminando los puntos negros y curando los forúnculos. Utiliza esta planta en caso de tos, fiebre y gripe, así como también en problemas bucales.

En las mujeres no solo evita las menstruaciones abundantes, sino también los dolores uterinos, alivia el dolor de las contracciones y facilita el parto, y permite que el bebé salga sin defectos de nacimiento y con mucha fortaleza.




El fruto tiene altos niveles de fibra, potasio y vitamina A; y en menor medida vitamina C, niacina, folatos, vitamina K, calcio, hierro y magnesio.

¿Cómo consumir el llantén?

El llantén se puede consumir en variedad de formas, y además se utiliza prácticamente toda la planta por sus propiedades medicinales: desde un jugo de llantén, o el agua destilada del mismo, e incluso las semillas. Se puede beber solo o combinado: por ejemplo, en muchos casos se le añade agua o aceite de rosas.

También se utiliza en muchos casos las hojas secas y hechas polvo, que también se pueden beber. Y los frutos, que son similares a los de la banana, se pueden ingerir perfectamente, aunque en general se cocinan antes de hacerlo.


0 Comentarios


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.

Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!
Ir al cielo