Posteado por:
Trueno
Administrador




Últimos visitantes

Soda Dietética y los Riesgos a la Salud

Probablemente bebes sodas o refrescos porque te gusta su sabor. Quizás también ya te habías dado cuenta desde hace mucho tiempo que cada vez que bebes una soda o refresco regular estas bebiendo únicamente calorías vacías. Así que al igual que muchos de nosotros, talvez hayas hecho el cambio al refresco o soda de dieta, para asegurarte que no estés consumiendo tantas calorías en una sola sentada.



Es de admirarse el hecho de que hayas realizado la transición a bebidas carbonatadas dietéticas para ahorrarte algunas calorías, pero posiblemente te estás arriesgando a algo peor que un poco de exceso de grasa. A pesar de que las sodas dietéticas ofrecen casi el mismo sabor y apariencia que sus contrapartes regulares y cargadas de calorías, también introducen algo que realmente puede dañar tu salud.

El Aspartame es la sustancia en cuestión, y a pesar de que puede ser encontrada bajo diversos nombres, ofrece una gran variedad de riesgos para la salud. Así que, mientras muchos de nosotros consumimos sin mesura esas bebidas dietéticas pensando que estamos cuidando nuestra salud por perdiendo peso, en realidad nos estamos poniendo en mayores riesgos en general. Entonces, ¿Qué puedes hacer para combatir este problema, y cómo hacerlo?

Polémico desde el inicio


Muchos de nosotros no conocemos la historia del aspartame, pero en realidad fue descubierto por accidente. Cuando los científicos se dieron cuenta de lo que habían obtenido, enseguida la pusieron en marcha. La idea de poder ofrecer los alimentos y bebidas que nos gustan, sin el azúcar y calorías que nos hacen subir de peso, ¡era una mina de oro! El problema fue que la FDA (Food and Drug Administration: Agencia de Alimentos y Medicamentos) no lo aprobó inmediatamente.

Incluso después de ser aprobado en los ochentas, el aspartame seguía siendo controversial. El mercado principal, el cual nosotros conformamos, sabíamos únicamente que hacía que nuestras comidas y bebidas favoritas supieran bien, y que era una alternativa mucho más saludable. Debates sobre esta sustancia continuaron mientras se tenía muy poco conocimiento de esta. Los tiempos han cambiado, pero fue una sustancia controversial desde su inicio.

Demasiados Riesgos


Aquí radica el problema, el aspartame o cualquier sustancia relacionada a este sustituto del azúcar presenta demasiados riesgos para la salud. Al ser una sustancia creada artificialmente, es sintética y por lo tanto antinatural. El aspartame o cualquier otro sustituto de azúcar puede ocasionar desde jaquecas hasta problemas estomacales a corto plazo. Si has estado experimentando estos malestares o de agotamiento extreme, malestar gastrointestinal, o incluso mareos, entonces, es tiempo de visitar al médico y dejar de consumir dicha sustancia.

¿Qué sucede si seguimos disfrutando de estas bebidas gasificadas endulzadas con aspartamo? Con el tiempo, esta sustancia percibida como toxina por el cuerpo, se acumula y puede conducir a consecuencias más graves. Aquí es cuando el cuerpo empieza a tener reacciones como convulsiones, se pueden formar coágulos, y la persona puede empezar a desarrollar el síndrome de fatiga crónica. Si se deja pasar más tiempo la persona puede ponerse en riesgo de algún accidente cerebrovascular, fallas en la función de los órganos, y otros muy serios problemas de salud que nunca anticiparon. La conclusión es que si una sustancia puede causar defectos de nacimiento y peor, nunca debería ser consumida.

Bajo en Calorías Puede Significar Más Problemas


Existen muchos nombres diferentes para el aspartamo o sustitutos de azúcar relacionados. No importa la marca que sea, los riesgos son todos los mismos. Esta sustancia es realmente una toxina y una toxina sintetizada artificialmente. Esta puede causar verdaderos problemas dentro del cerebro, lo que podría conducir a episodios como convulsiones y apoplejías.

Después de un tiempo prolongado de consumo, el cuerpo puede realmente empezar a dejar de funcionar por haber consumido demasiado aspartamo. Así que debes preguntarte, ¿Vale la pena ahorrarse unas cuantas calorías y al mismo tiempo ponerte en riesgo real de padecer estos verdaderos problemas de salud? La respuesta es un rotundo NO, y esto quiere decir que siempre será mejor opción elegir la alternativa real, pura, y saludable. El agua siempre te servirá perfectamente y si deseas darte un capricho, prueba un vaso de jugo (natural y fresco) como el placer saludable de tu día.

0 Comentarios


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.

Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!
Ir al cielo